EE UU: Starbucks pone fin al porte de armas en sus cafés

Artículo publicado el 27/09/2013 - Tiendas

El porte de armas de fuego en EE UU sigue estando en el centro del debate, y más aún, después de las recientes matanzas. Asimismo, el director de Starbucks, quien se encuentra en medio de la polémica, ha anunciado su prohibición en una carta abierta.

En Estados Unidos, el open carry (libertad de llevar un arma de fuego a la vista y en público) es permitido en algunos estados. Este derecho es más o menos aceptado dependiendo del estado, de los cuales, algunos emplean un sistema de permisos. Sin embargo, sólo siete estados (incluyendo Texas y el Estado de Nueva York) han prohibido completamente el porte de armas a la vista y aplican una política restrictiva sobre el uso de estas. Tras las recientes masacres en el país, la autorización del porte de armas se ha convertido en un tema que conduce a la controversia.

El "Starbucks Appreciation Day"

La cadena de cafés Starbucks, por su parte, se hallaba ya en el centro del debate debido a su política sobre el tema. Como la empresa cumple con la legislación específica de cada estado, el "open carry" es permitido en un gran número de sus tiendas. En una carta abierta, Howard Schultz, el presidente de la compañía, anunciaba la introducción de una prohibición de porte de armas en la red de establecimientos de Estados Unidos, y explicaba a su vez la decisión de la empresa.
"Desde hace tiempo, la posición de nuestra compañía frente al "open carry" ha sido la de cumplir con las leyes locales: lo aceptamos en los estados donde este es autorizado y lo prohibimos que en aquellos donde dicho derecho no existe. […] Creemos que la política del porte de armas debe ser establecida por el gobierno y su brazo de la ley, no por Starbucks y sus trabajadores".

Por otra parte, el problema se ha intensificado con la proclamación de los llamados "Starbucks Appreciation Days", unos mítines creados por aquellos activistas que militan por el porte de armas. De hecho, estos eventos, que no son patrocinados por la empresa, se habían convertido en el símbolo del porte abierto de armas. "Que quede claro: no queremos estas celebraciones en nuestros locales", ha enfatizado Howard Shultz. 

Una petición y no una prohibición

Es así como la cadena ha optado por pedir a sus clientes que no porten armas ni en sus establecimientos ni en sus terrazas.
Se trata entonces de "una petición y no una prohibición rotunda", de acuerdo con el presidente y director general.
"¿Por qué? Porque queremos dar a los propietarios de armas responsables la oportunidad de respetar nuestra petición, también porque hacer cumplir una prohibición da por sentado que nuestros trabajadores tendrán que enfrentar clientes armados, y yo no estoy en la posición de pedir a los trabajadores de Starbucks que tengan que hacer eso"."

Artículo redactado por Nawal Lyamini
¿Le ha gustado? COMPÁRTALO: